Las mejores camas para perros lavables

Cómo seleccionar una cama para perros

Más allá de que los perros suelen estar contentos de recostar la cabeza en una multitud de sitios de la vivienda, incluyendo la cama, es importante que su perro tenga su espacio para tomar una siesta y reposar durante la noche. No obstante, las opciones de camas para perros tienen la posibilidad de parecer infinitas, por lo cual puede ser abrumador intentar seleccionar una. Piense en las pretensiones de su perro antes de adquirir. Considere algún problema médico, la edad de su perro y su personalidad al elegir una cama. Aparte, no olvide sus propias preocupaciones, como el tamaño y el precio de la cama, tal como si la cama encaja con su decoración.

Nuestro equipo ha seleccionado un TOP 9 de camas para perros lavables

Método 1.- Considerando las pretensiones de su perro

Mira a tu perro dormir. Suponer en el estilo de sueño de su perro es una sección importante de la selección de la cama correcta. Los perros que duermen totalmente estirados requieren una cama grande. Sin embargo, si a su perro le gusta acurrucarse sobre sí mismo, precisará una cama más pequeña con lados en los que respaldarse. De forma semejante, observe a su perro para poder ver si tiende a llevar a cabo frío o bien calor mientras que duerme. Las distintas formas y estilos de camas pueden ayudar a su perro a regular la temperatura, y algunas camas vienen con almohadillas térmicas o de enfriamiento.
• Considere si su perro tiende a masticar. Si sabe que su perro es propenso a masticar y destruir cosas, considere optar por una cama más simple y económica sin peculiaridades adicionales como calefacción o refrigeración, y no costará tanto sustituirla. Después de ver cómo trata su perro su cama, decida si piensa que puede conducir un tipo diferente.
Mide a tu perro mientras duerme. Quiere ofrecerle a su perro bastante espacio para que se recueste cómodamente al final de un día duro. Una buena regla es medir a tu perro desde la nariz hasta la cola mientras que duerme. Después, agregue entre 8 y 12 pulgadas para determinar la longitud o el diámetro de la cama que elija.
• Tenga presente si su perro está completamente creado al medir. Si no es así, posiblemente desee elegir una cama más grande de lo que requiere, por lo que no tendrá que sustituir la cama tan veloz.
• Si su perro es un cachorro y no desea comprar una cama pequeña en este momento y una más grande más adelante, puede agregar mantas o bien almohadillas a una cama más grande para contribuir a su cachorro a sentirse seguro.
Piense en las pretensiones destacables. La edad o los problemas de salud de su perro pueden influir en el tipo de cama que elija. Las camas ortopédicas se adaptan a los perros con mal en las articulaciones o bien artritis, mientras que las que tienen almohadillas para refrescarse pueden ser buenas para los perros de pelo largo.
• Las camas ortopédicas hechas de espuma viscoelástica de alta densidad se adaptan a la forma de su perro y proponen comodidad y apoyo para calmar los dolores y afecciones de su perro.
• La espuma viscoelástica tiende a retener el olor, así que asegúrese de contemplar la cama de espuma viscoelástica con una funda impermeable y lavable.
• Para los perros en climas cálidos o aquellos con pelaje abultado o pelo film, las camas que dan la posibilidad de refrescarse son fundamentales. Los perros de pelo film o de pelo abultado tienden a sobrecalentarse fácilmente mientras duermen. Les va bien con las cunas, ya que generalmente están fabricadas de malla y el aire fluye debajo del perro mientras duerme.
• Las camas con almohadillas de enfriamiento también están accesibles si su perro no se siente cómodo durmiendo sobre el suelo.
Elige el más destacable material. Las camas para perros están accesibles en una diversidad de materiales que tienen la posibilidad de asistirlo a lidiar con inconvenientes como incontinencia, olores o bien alergias.
• Las camas impermeables son ideales si tu perro es mayor y tiene incontinencia. Si su cama no es impermeable, como una cama tipo colchón, compre una funda impermeable para colocarla encima.
• Las camas repletas de cedro no solo repelen los olores, sino que además tienen la posibilidad de transladar un aroma satisfactorio a su perro maloliente. Cuanto más ruede tu perro en su cama de cedro, mejor olerá por la mañana.
• Las fundas hipoalergénicas para perros que usted mismo rellena además son una buena opción si su perro es sensible. De esa manera, puede evaluar numerosos rellenos diferentes para ver cuál trabaja mejor para su perro.

Método 2.- Abarcar los diferentes tipos de camas

Compre un tapete para la solución más fácil. Las colchonetas son una aceptable opción si su perro es del tipo que duerme en cualquier sitio. Se tienen la posibilidad de utilizar para contemplar y asegurar la tapicería si su perro duerme en un sofá, o pueden sugerir algo de calor si a su perro normalmente le agrada dormir en el piso.
• Si su perro duerme en una jaula, puede conseguir una alfombra específica para perros dentro suyo. Alternativamente, también puede usar una alfombra de baño en la caja para prestar suavidad y tranquilidad.

Escoja una cama de almohada para un perro grande.

Estas almohadas de gran tamaño con un relleno suelto son buenas para los perros que se estiran o se desploman mientras que duermen. Los perros enormes tienden a estirarse lo más posible mientras que duermen, por lo que la libertad que ofrece una cama de almohada cuadrado o bien una almohadilla grande se amoldará a su cachorro.
• En modelos menos costosos, el relleno puede aglutinarse o bien desvanecerse con el tiempo. Solo compre los modelos menos costosos si puede quitar la funda para limpiarla, debido a que lavar toda la cama disminuirá la vida útil de exactamente la misma.
• Si su perro tiende a masticar almohadas, elija una cama de almohada hecha de materiales perdurables.
• Una variación de la cama tipo almohada es una cama tipo bolsa de frijoles, que está un poco sobrecargada para prestar aún más comodidad a su perro.
• Seleccione una cama de donas si a su perro le agrada sentirse seguro. Con la forma que recomienda su nombre, una cama de donas es redonda u ovalada con lados superiores. Son idóneas para perros pequeños a los que les gusta dormir acurrucados.
• Las camas de donas además tienen la posibilidad de ayudar a su perro pequeño a mantenerse caliente mientras que duerme.
• A determinados perros les gusta caminar en círculos un par de veces antes de acostarse, y las camas de donas además son una aceptable opción para estos cachorros.

Compre una cama nido para acurrucarse de forma cómoda.

Al igual que las camas de rosquillas, las camas nido además tienen lados altos. Ayudan a retener bien el calor, por lo que son buenos para los perros que necesitan un poco de asistencia agregada para seguir estando calientes a lo largo de la noche.
• Dado que los lados de alta espuma de estas camas por lo general evitan que las ponga en la lavadora, asegúrese de que tengan una almohada central extraíble para hacer más simple la limpieza.

Compre una cama tipo almohada si su perro es más angosto.

Estas camas son como mini sofás, con un borde elevado a su alrededor en el que su perro puede descansar la cabeza. Las camas con refuerzos son buenas para los perros a los que les gustan las almohadas enormes y tienden a sobresaltarse cuando se les aproximan por detrás, debido a que el respaldo elevado proporciona alguna seguridad.
• Las camas de apoyo pueden ser caras puesto que tienden a estar realmente bien realizadas con un relleno duradero.
• Este estilo también puede ocupar mucho espacio, así que asegúrese de tener un buen sitio antes de comprar.

Busque una cama estilo gruta si a su perro le gusta excavar.

Estas camas, con un arco con apariencia de gruta, también se nombran camas de tienda. El diseño semicubierto es bueno para los perros a los que les gusta seguir estando abrigados, cubiertos y cómodos mientras duermen. Además tienen la posibilidad de ser buenos para perros mayores que tienen adversidades para mantenerse calientes.
• Las camas estilo gruta proponen a su perro un espacio para “esconderse ” si se estresa durante el día, por lo cual tienen la posibilidad de ser buenas para perros propensos a la ansiedad.
• Estas camas están elaboradas típicamente para perros más pequeños, esos que pesan menos de 20 kilos.

Considere una cama con hamaca para hacer más simple la limpieza.

Del mismo modo que las hamacas humanas, estas camas están elevadas y están fabricadas de un material resistente fijado a un marco. Tienen la posibilidad de ser buenos si su perro tiene incontinencia, dado que se limpian fácilmente y no hay ningún sitio donde la orina se asiente y cause fragancia.
• Estas camas no proponen mucho acolchado, por lo cual no son especiales para todos los perros.
• Determinados perros tienen la posibilidad de sentirse incómodos al estar superiores por encima del suelo mientras que duermen.

Método 3.- Tomar en cuenta sus necesidades

Escoja una cama que sea fácil de sostener.

Quizás la cuenta más importante al escoger una cama para su perro es seleccionar una que se pueda adecentar fácilmente. Las camas para perros deben limpiarse frecuentemente para controlar los olores, las pulgas y la mugre. La cubierta exterior debe lavarse una o bien un par de semanas.

Encuentre una cama que se adapte bien a su hogar.

Si bien finalmente quiere que su perro esté cómodo en su nueva cama, tampoco quiere que esta característica domine la habitación donde se encuentra. Los perros tienden a elegir que sus camas estén situadas en un área tranquila de la casa que no conseguir bastante tráfico peatonal. De esa forma, su mascota podrá huír por un tiempo en solitario cuando sea necesario.
• Muchas camas vienen en distintas telas o diseños, por lo cual puede buscar una que combine con sus otros muebles.
• Si le preocupa el espacio, es posible que logre encontrar una cama esquinera que logre almacenar en un espacio que antes no utilizaba.

Busque peculiaridades ecológicas.

Si tiende a un estilo de vida consciente de la tierra, puede comprar camas fabricadas de materiales usados como botellas de plástico recicladas. De manera semejante, muchas camas y fundas para perros en este momento se ofrecen en materiales 100 por ciento orgánicos, por lo que además puede estar atento a ellos.
• Esta clase de camas y fundas tienen la posibilidad de ser más caras que otras opciones, mas a menudo son muy perdurables, por lo que duran más.
• El caucho natural es una alternativa común para llenar camas ecológicas.

Determine su presupuesto antes de comprar.

Es fácil exagerar al comprar una cama para tu perro, dado que deseas que tu cachorro tenga lo inmejorable. Si no posee un costo en mente antes de empezar a adquirir, podría terminar lamentando su juerga de compras en un instante posterior. Los precios tienen la posibilidad de oscilar entre 15€ y 30€ para las camas elevadas para mascotas y entre 115€ y 190€ para las camas tipo nido.
• Busque enormes minoristas, pequeñas tiendas de mascotas y tiendas online para comparar precios y características.
• No olvide que es posible que deba reemplazar periódicamente sus fundas o inclusive sus colchones si se ensucian o gastan en exceso. Tener esto presente al adquirir puede asistirlo a tomar una resolución financiera prudente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad