Las mejores camas para perros de verano

Cómo elegir una cama para perros

Si bien los perros acostumbran estar felices de recostar la cabeza en una multitud de sitios de la vivienda, incluyendo la cama, es considerable que su perro tenga su espacio para tomar una siesta y descansar por la noche. Por otro lado, las opciones de camas para perros tienen la posibilidad de parecer infinitas, por lo que puede ser abrumador intentar elegir una. Piense en las necesidades de su perro antes de comprar. Considere algún problema médico, la edad de su perro y su personalidad al seleccionar una cama. Además, no olvide sus intranquilidades, como el tamaño y el precio de la cama, tal como si la cama encaja con su decoración.

Nuestro equipo ha seleccionado un TOP 9 de camas para perros de verano

Método 1.- Considerando las pretensiones de su perro

Observa a tu perro dormir. Suponer en el estilo de sueño de su perro es una sección considerable de la selección de la cama correcta. Los perros que duermen completamente estirados requieren una cama grande. Por otro lado, si a su perro le gusta acurrucarse sobre sí mismo, precisará una cama más pequeña con lados en los que respaldarse. De manera semejante, vea a su perro para ver si tiende a hacer frío o bien calor mientras que duerme. Las diferentes formas y estilos de camas tienen la posibilidad de contribuir a su perro a regular la temperatura, y ciertas camas vienen con almohadillas térmicas o bien de enfriamiento.
• Considere si su perro tiende a masticar. Si sabe que su perro es propenso a masticar y destruir cosas, considere decantarse por una cama más fácil y económica sin características complementarios como calefacción o refrigeración, y no va a costar tanto reemplazarla. Tras ver cómo trata su perro su cama, decida si piensa que puede conducir un tipo diferente.
Mide a tu perro mientras que duerme. Quiere darle a su perro suficiente espacio a fin de que se recueste con comodidad al final de un día duro. Una aceptable regla es medir a tu perro desde la nariz hasta la cola mientras duerme. Después, añada entre 8 y 12 pulgadas para saber la longitud o bien el diámetro de la cama que elija.
• Tenga presente si su perro está completamente creado al medir. Si no es de este modo, posiblemente quiera seleccionar una cama más grande de lo que requiere, por lo cual no tendrá que reemplazar la cama tan veloz.
• Si su perro es un cachorro y no quiere comprar una cama pequeña ahora y una más grande más adelante, puede agregar mantas o bien almohadillas a una cama más grande para ayudar a su cachorro a sentirse seguro.
Piense en las necesidades particulares. La edad o los problemas médicos de su perro pueden influir en el tipo de cama que seleccione. Las camas ortopédicas se ajustan a los perros con mal en las articulaciones o bien artritis, mientras que las que tienen almohadillas para refrescarse pueden ser buenas para los perros de pelo largo.
• Las camas ortopédicas hechas de espuma viscoelástica de alta densidad se adaptan a la manera de su perro y proponen comodidad y acompañamiento para calmar los dolores y afecciones de su perro.
• La espuma viscoelástica tiende a retener el olor, con lo que asegúrese de cubrir la cama de espuma viscoelástica con una funda impermeable y lavable.
• Para los perros en climas cálidos o bien esos con pelaje grueso o bien pelo film, las camas que dan la posibilidad de refrescarse son esenciales. Los perros de pelo largo o bien de pelo abultado tienden a sobrecalentarse fácilmente mientras duermen. Les va bien con las cunas, dado que generalmente están fabricadas de malla y el aire fluye debajo del perro mientras que duerme.
• Las camas con almohadillas de enfriamiento además están accesibles si su perro no se siente cómodo durmiendo sobre el suelo.
Elige el mejor material. Las camas para perros están accesibles en una diversidad de materiales que pueden asistirlo a lidiar con inconvenientes como incontinencia, fragancias o alergias.
• Las camas impermeables son idóneas si tu perro es más grande y tiene incontinencia. Si su cama no es impermeable, como una cama tipo colchón, compre una funda impermeable para colocarla encima.
• Las camas repletas de cedro no solo repelen los fragancias, sino además pueden transferir un aroma interesante a su perro maloliente. Cuanto más ruede tu perro en su cama de cedro, mejor olerá por la mañana.
• Las fundas hipoalergénicas para perros que mismo rellena también son una aceptable opción si su perro es sensible. De esa forma, puede probar numerosos rellenos diferentes para ver cuál trabaja mejor para su perro.

Método 2.- Abarcar los diferentes tipos de camas

Compre un tapete para la solución más fácil. Las colchonetas son una buena opción si su perro es del tipo que duerme en cualquier sitio. Se tienen la posibilidad de usar para cubrir y proteger la tapicería si su perro duerme en un sofá, o tienen la posibilidad de ofrecer algo de calor si a su perro comunmente le gusta reposar en el piso.
• Si su perro duerme en una jaula, puede obtener una alfombra concreta para perros en su interior. Alternativamente, también puede utilizar una alfombra de baño en la caja para prestar suavidad y tranquilidad.

Elija una cama de almohada para un perro grande.

Estas almohadas de importante tamaño con un relleno suelto son buenas para los perros que se estiran o bien se caen mientras que duermen. Los perros grandes tienden a estirarse lo más posible mientras que duermen, por lo cual la independencia que proporciona una cama de almohada rectangular o una almohadilla grande se amoldará a su cachorro.
• En modelos menos costosos, el relleno puede aglutinarse o desvanecerse con el tiempo. Solo compre los modelos menos costosos si puede quitar la funda para limpiarla, ya que lavar toda la cama reducirá la vida útil de exactamente la misma.
• Si su perro tiende a masticar almohadas, elija una cama de almohada hecha de materiales durables.
• Una variación de la cama tipo almohada es una cama tipo bolsa de frijoles, que está un tanto sobrecargada para prestar aún más comodidad a su perro.
• Escoja una cama de donas si a su perro le gusta sentirse seguro. Con la manera que recomienda su nombre, una cama de donas es redonda u ovalada con lados elevados. Son idóneas para perros pequeños a los que les gusta dormir acurrucados.
• Las camas de donas también pueden ayudar a su perro pequeño a mantenerse ardiente mientras que duerme.
• A algunos perros les agrada caminar en círculos unos cuantos veces antes de acostarse, y las camas de donas además son una aceptable opción para estos cachorros.

Compre una cama nido para acurrucarse de forma cómoda.

Del mismo modo que las camas de rosquillas, las camas nido además tienen lados altos. Ayudan a retener bien el calor, por lo que son buenos para los perros que necesitan un poco de asistencia agregada para seguir estando calientes a lo largo de la noche.
• Ya que los lados de alta espuma de estas camas por lo general evitan que las ponga en la lavadora, asegúrese de que tengan una almohada central extraíble para hacer más simple la limpieza.

Compre una cama tipo almohada si su perro es más angosto.

Estas camas son como mini sofás, con un borde elevado a su alrededor en el que su perro puede reposar la cabeza. Las camas con refuerzos son buenas para los perros a los que les agradan las almohadas enormes y tienden a sobresaltarse cuando se les acercan por detrás, debido a que el respaldo elevado proporciona cierta seguridad.
• Las camas de acompañamiento tienen la posibilidad de ser caras puesto que tienden a estar realmente bien hechas con un relleno duradero.
• Este estilo también puede ocupar mucho espacio, con lo que asegúrese de tener un óptimo sitio antes de adquirir.

Busque una cama estilo cueva si a su perro le agrada excavar.

Estas camas, con un arco con apariencia de cueva, también se denominan camas de tienda. El diseño semicubierto es bueno para los perros a los que les agrada seguir estando abrigados, cubiertos y cómodos mientras duermen. Además tienen la posibilidad de ser buenos para perros superiores que tienen adversidades para seguir estando calientes.
• Las camas estilo cueva proponen a su perro un lugar para “ocultarse ” si se estresa durante el día, por lo que pueden ser buenas para perros propensos a la ansiedad.
• Estas camas están creadas típicamente para perros más pequeños, esos que pesan menos de 20 kilos.

Considere una cama con hamaca para hacer más simple la limpieza.

Al igual que las hamacas humanas, estas camas están altas y están fabricadas de un material resistente fijado a un marco. Tienen la posibilidad de ser buenos si su perro tiene incontinencia, puesto que se limpian fácilmente y no hay ningún lugar donde la orina se asiente y cause fragancia.
• Estas camas no proponen bastante acolchado, por lo cual no son ideales para todos los perros.
• Determinados perros pueden sentirse incómodos al estar elevados por encima del suelo mientras que duermen.

Método 3.- Tener en cuenta sus necesidades

Escoja una cama que sea simple de mantener.

Quizás la cuenta más esencial al escoger una cama para su perro es elegir una que se pueda adecentar fácilmente. Las camas para perros tienen que limpiarse con cierta frecuencia para controlar los olores, las pulgas y la suciedad. La cubierta exterior debe lavarse una o bien un par de semanas.

Encuentre una cama que se adapte bien a su hogar.

Si bien terminantemente desea que su perro esté cómodo en su nueva cama, tampoco quiere que esta característica domine la habitación donde está. Los perros tienden a preferir que sus camas estén situadas en un área sosegada de la vivienda que no hallar bastante tráfico peatonal. De esa forma, su mascota podrá escapar por un tiempo a solas cuando sea primordial.
• Muchas camas vienen en distintas lonas o diseños, por lo que puede buscar una que combine con sus otros muebles.
• Si le preocupa el espacio, es posible que logre hallar una cama esquinera que pueda almacenar en un espacio que antes no utilizaba.

Busque peculiaridades ecológicas.

Si tiende a un estilo de vida consciente de la tierra, puede comprar camas fabricadas de materiales usados como botellas de plástico recicladas. De manera similar, muchas camas y fundas para perros ahora se proponen en materiales 100 por ciento orgánicos, por lo cual además puede estar atento a .
• Esta clase de camas y fundas tienen la posibilidad de ser más caras que otras configuraciones, mas comúnmente son muy perdurables, por lo cual duran más.
• El caucho natural es una opción común para atestar camas ecológicas.

Determine su presupuesto antes de adquirir.

Es fácil exagerar al comprar una cama para tu perro, puesto que deseas que tu cachorro tenga lo mejor de todo. Si no tiene un coste en cabeza antes de comenzar a adquirir, podría terminar lamentando su juerga de compras en un momento posterior. Los costes pueden oscilar entre 15€ y 30€ para las camas elevadas para mascotas y entre 115€ y 190€ para las camas tipo nido.
• Busque enormes minoristas, pequeñas tiendas de mascotas y tiendas online para contrastar precios y características.
• No olvide que es posible que deba reemplazar periódicamente sus fundas o inclusive sus colchones si se manchan o gastan en demasía. Tener esto en cuenta al comprar puede asistirlo a tomar una decisión financiera sensata.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad